¿CÓMO CONVIERTO EL AUTOCUIDADO EN UN HÁBITO?

Escrito por consultores experienciales

Inicio

para web 

En tiempos de pandemia hemos oído hablar mucho del autocuidado, como si este fuera un término nuevo en nuestras vidas, y es que muchos no somos conscientes de las actividades que diariamente hacemos para cuidarnos o por el contrario, ponernos en peligro.

Todos los días nos levantamos con un propósito y buscamos alcanzar un objetivo para satisfacer una necesidad propia o cumplir con un deseo de nuestros seres queridos, pero muy pocas veces nos tomamos el tiempo para preguntamos, ¿hoy cómo me siento? ¿Cómo puedo hacer para sentirme bien o para sentirme mejor?. Y no solo nos referimos a la salud física, sino espiritual o mentalmente; tampoco somos conscientes que para lograr esa meta, ese objetivo o cumplir con ese sueño de nuestro ser más querido necesitamos estar sanos, cuidarnos y sentirnos bien.

El autocuidado es una responsabilidad para conmigo mismo y es el mayor compromiso de cada día, estar bien para mí, para mi familia y para la sociedad es mi trabajo.  Pero ¿cómo logro esos hábitos de autocuidado?

En muchos textos, encontramos prácticas de autocuidado, en cuanto a salud física, mental, espiritual, financiera; pero cada una de ellas depende de mis necesidades y van a variar dependiendo la situación, el ambiente, mi estado de ánimo, o incluso si me trazo un nuevo proyecto.  Por eso debemos ser conscientes de los hábitos de autocuidado que vamos a establecer en nuestras vidas, para irlos ajustando de acuerdo a las circunstancias.

En primer lugar debemos darnos un tiempo diariamente para nosotros mismos, entre veinte o treinta minutos como mínimo, innegociables, donde me examine a mí mismo y determine que necesito ese día para estar bien o para estar mejor, adicionalmente, vendrán rutinas de alimentación, ejercicio, meditación, organización del tiempo, visitas al médico y reuniones sociales,  que son necesarias y de las que también debemos ser conscientes  ya que nos ayudaran a lograr un estado ideal para cumplir los objetivos.

Hoy la invitación que queremos hacerte es a iniciar un cambio en ti, a pensar en ti.  Examina como te estas cuidando, que nuevos hábitos debes implementar en tu vida para sentirte mejor y ser consciente cada día de como haces del autocuidado un hábito. De esta forma aprenderás a conocer tu cuerpo, ser consciente de tus necesidades, sentimientos y actuar de manera correcta y oportuna.

Síguenos en nuestras redes sociales y conocerás otras formas de cuidarte y de generar cambios en ti.